Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos de Miguel
Domingo, 3 de diciembre de 2017
M.Rafael Sánchez publica un estudio sobre sus orígenes pre-cristianos

Desmontando mitos sobre la basílica de San Vicente

Guardar en Mis Noticias.

A través de las páginas del libro dedicado a la basílica de San Vicente, M.Rafael Sánchez pone en cuestión creencias atávicas para fundamentar una tesis sobre sus orígenes apoyada en el rigor del análisis histórico.

[Img #79365]Para ello cuenta con numerosos elementos presentes en la basílica: “naturales-como roquedal y aguas de la cripta-, leyendas -los tres hermanos mártires, la Virgen de la Soterránea y San Pedro del Barco- , del entorno próximo -puerta de la muralla, verracos y necrópolis romana-, e históricos como Prisciliano”.


A todos ellos los ha relacionado “en una hipótesis de continuidad de culto, desde un posible lugar sacro indígena relacionado con el culto a aguas y roquedos, pasando por la romanización con advocación a la magna mater y su cristianización posterior en varias fases: Prisciliano, hermanos mártires y Soterránea, y la construcción del hermoso templo entre los siglos XII y XIII”, según expresó el autor en la presentación el viernes de la obra ‘La basílica de San Vicente: sus orígenes pre-cristianos'.


Para José Antonio Navarro, a partir de “el autor ha sabido interrelacionar de forma compleja pero interesante varias inquietudes que han actuado con cierta simultaneidad”, como “la constatación de la existencia de lugares que condensan una sensible energía telúrica y que han sido utilizados y reapropiados por sucesivas religiones como lugares de culto”.


Y parte de las “innumerables inconsistencias históricas y lógicas que subyacen en la construcción del mito de los tres hermanos mártires (siglo VI o VII), la invención de la leyenda de la Virgen de la Soterránea, relacionada con la posible permanencia de la veneración a las diosas madres paganas; y el eco, aún presente, de las tensiones religiosas entre trinitarismo, que representaba la que, en términos contemporáneos, denominaríamos la línea oficial, la de la jerarquía eclesiástica, y el unitarismo, que estaría representada, entre otros, por Prisciliano, obispo de Ávila”.


Plantea el origen de la basílica “con la permanencia y apropiación de mitos y rituales precristianos muy arraigados”, por lo que aborda el imaginario construido sobre supuestos y lugares comunes para “explorar una visión diferente del aceptado pero casi nunca discutido relato dominante”, siempre “desde un escrupuloso respeto a la religión”.


Navarro destaca que la obra, publicada en el sello Disidencias de un Escorpión, aporta “una gran riqueza de relaciones materiales, históricas y simbólicas”, con las que consigue “su necesaria vinculación transversal de manera innovadora, sin perder el horizonte de los fundamentos de historicidad, método y razonabilidad”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Domingo, 3 de diciembre de 2017 a las 18:49
Manuel Mateos de Vicente
He oido misa hoy domingo en San Vicente que para mi trae muchos recuerdos agradables. Me encanta, como experto en cantería labrada, mirar la construcción hecha en una época en la que no existían Escuelas de Arquitectura. Hicimos la parte pétrea de algunas iglesias, la Almudena de Madrid, el ensanche del Puente Segovia, las dos bellas fuentes ornamentales que estaban en la Puerta del Sol pero aunque sudábamos para tratar de hacer las plantillas aquello no tiene nada que ver con la construcción de la iglesia de San Vicente.
Fecha: Domingo, 3 de diciembre de 2017 a las 14:16
Fermínm Murillo Paz
La energía telúrica que dice Navarro, ¿la mide él?
¿Y con qué instrumento científico?
Las hipótesis no son más que cierta clase de mitos, hasta que el método científico las demuestra, o las elimina.
¿Qué mitos se desmontan ahora, con estos otros, qué "leyendas" ?
Lo que hay son muchas ganas de atacar y destruir a la iglesia católica, y por extensión al propio cristianismo.
Y si para ello hay que apelar una hipotética continuidad de culto, indemostrable, a un afán cristianizador de hipotéticos e improbables lugares de culto pagano ( poco fiable las más de las veces) y de paso agarrar de las barbas al mismo Preiciliano, primer hereje y primera víctima de la Inquisición antes de que se inventara ´sta, pues se le agarra de las barbas.
Todo vale contra el cristianismo hoy; más aún si viene de la mano de totalitarismos comunistas.
El integrismo musulmán se está descohonando de nuestras simplezas.

Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
----