Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos de Miguel
Viernes, 10 de noviembre de 2017
Presenta las cuentas de 2016 con motivo del Día de la Iglesia Diocesana

Con un superávit de 700.000 euros, el Obispado necesita más aportaciones de los fieles por la reducción de sacerdotes

Guardar en Mis Noticias.

Aunque el Obispado de Ávila logró un superávit de 700.000 euros, su administrador ha llamado a que aumente “la implicación de los fieles”, dado que la reducción de sacerdotes y de población provoca que le llegue menos dinero.

[Img #78583]

 

Con 5,1 millones de euros de ingresos y casi 4,4 de gastos, son 705.474 euros de diferencia, lo que el Obispado denomina “capacidad de financiación”, que no es otra cosa que “una reserva para invertir en siguientes ejercicios”, según ha explicado el administrador diocesano, Alejandro Jiménez. Es dinero que se reserva destinado a “los siguientes ejercicios para el caso que fallaran algunos ingresos y hubiera que suplirlos”.


El incremento de las aportaciones de los fieles ha sido del 5%, pero demandan que aumente la cantidad “para compensar la disminución del fondo de compensación interdiocesano” que llega de la Conferencia Episcopal por la declaración del IRPF, que ha disminuido en el 3,4% y “va disminuyendo todos los años debido a que se reduce el número de sacerdotes y también la población de la provincia”.


Y es que la disminución de sacerdotes supondrá un incremento del gasto en seglares para suplir ciertas funciones administrativas o similares, ha señalado al presentar los datos de las cuentas del Obispado de 2016 con motivo del Día de la Iglesia Diocesana.


De los sacerdotes de la diócesis abulense, sólo el 40% tiene menos de 65 años y la media de edad es de 70 años.


“Sigue siendo necesaria la implicación de los fieles con sus parroquias, tanto pastoralmente como económicamente, para poder mantener la actividad de conservación y mantenimiento”, ha señalado el administrador diocesano.


Otro capítulo que aumentó en un 12% fue el de mantenimiento y conservación de las parroquias, iglesias y ermitas, ya que “cada vez es más complicado”, y hay que aumentar los ingresos para hacer frente a este tipo de gastos.

 

El total de ingresos fue de 5.101.786,85 euros, donde destacan las aportaciones de los fieles (42,5%), el fondo interdiocesano de la declaración del IRPF, ingresos patrimoniales (5%) y otros ingresos corrientes (11%).
Mientras, los gastos supusieron 4.396.312,08 euros: retribuciones (38%)m conservación de edificios y gastos de rehabilitación (34,5%), acciones pastorales (20%), gastos de seglares (6%) y aportaciones a centros diocesanos (1,5%).

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Domingo, 12 de noviembre de 2017 a las 19:08
monaguillo
Indignante

Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress