Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 5 de octubre de 2017
De "asesinato con alevosía" a "delito de lesiones"

El fiscal rebaja las penas y pide un máximo de dos años por diez puñaladas

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Sucesos

La tercera y última sesión del juicio por la reyerta de El Barco de Ávila ha culminado con una fuerte rebaja de las penas por parte del fiscal, que pide un año y diez meses para un joven y dos años para el otro.

[Img #76769]

 

La vista oral en la que se ha enjuiciado la pelea ocurrida en las fiestas de El Barco de Ávila, el 13 de agosto de 2015, ha quedado visto para sentencia con la testificación de un médico y tres forenses más las conclusiones de la fiscalía y las defensas.

 

En un principio, los dos jóvenes madrileños fueron acusados de lesiones y homicidio en grado de tentativa, pero finalmente el ministerio fiscal ha rebajado mucho las penas. Ha solicitado un año y diez meses de prisión para D.H.P, de 20 años, autor de la puñalada más grave, que recibió Aitor M., cuando al comienzo del juicio exigía siete. Ahora pide dos años de prisión para Z.E.S.B., de 22, autor reconocido de las lesiones a Sergio P. y Víctor M., cuando antes solicitó siete. El fiscal ha pedido que se les impute un delito de lesiones con la circunstancia atenuante muy cualificada por arrepentimiento.

 

Según el fiscal, las lesiones de Víctor M. y Sergio P., no demuestran una intencionalidad de matar ni que los hechos estuvieran organizados: “en las fiestas de verano siempre hay follón, se duerme y se bebe poco”, ha dicho. De ahí que en lugar de homicidio en tentativa, se haya rebajado el delito a lesiones, alegando que no

 

Mientras que las acusaciones particulares de Víctor M. y Sergio P. se han mostrado de acuerdo con lo establecido por el fiscal, las de Aitor M. y Jerónimo S. diferían.

 

Como representante de Jerónimo S., el letrado defiende que los delitos deberían constituirse como asesinatos con alevosía, considerando además a los dos implicados coautores. Pide diez años por cada delito para Z.E.S.B. y ocho años por cada delito para D.H. Los cuatro lesionados “podrían haber perdido la vida”, ha explicado: “una cosa es una pelea y otra un apuñalamiento simultáneo”. En sus palabras, la agresión habría sido “grupal, coordinada y prevista”.

 

En cuanto al letrado representante de Aitor M., argumenta que existía intencionalidad de homicidio en D.H., tanto por elementos “periféricos” como “directos”.

 

La defensa niega que Z.E.S.B. fuera el causante de los daños infligidos a Jerónimo S., por lo que solicita que quede libre de esos cargos. También niega que los procesados tuvieran intención de apuñalar al grupo, o que hubieran planificado un ataque.

 

Reprimenda

De hecho, el abogado de D.H. ha llegado a explicar que la gravedad de las heridas del apuñalado pudo deberse tanto a la acción de su representado como al movimiento de Aitor M. en el momento en que la navaja tomó contacto con su cuerpo. Éstas palabras han levantado un coro de exclamaciones y bufidos en la sala donde también se encontraban los familiares y amigos de las víctimas, lo que ha merecido una reprimenda del presidente del tribunal, Javier García Encinar, presidente de la Audiencia Provincial, que ha advertido que podría desalojar la sala.

 

Tanto D.H. como Z.E.S.B. han querido aprovechar la ocasión para reiterar sus disculpas a “heridos, familiares y amigos”; se han comprometido a abonar las compensaciones económicas pertinentes cuando dispongan del dinero.

 

Las declaraciones de los tres forenses y de la médica que atendió a Aitor M. tras el navajazo recibido coinciden en que de no haber intervenido el personal sanitario, las heridas habrían resultado mortales.

 

En el caso de Aitor M., afectó al duodeno, colon y vena cava; la vesícula fue extraída. La gravedad de su lesión obligó a realizarle varias transfusiones de sangre y deberá mantener una dieta específica el resto de su vida.

 

Arrepentimiento y perdón

El juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Ávila ha terminado con la declaración de ambos acusados, que han vuelto a decir lo que manifestaron al comienzo de la vista oral: han pedido "perdón" a los heridos, a sus familias y a los amigos, y se han mostrado "muy arrepentidos".

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Viernes, 6 de octubre de 2017 a las 14:01
Mariano
Con esto de arrepentimiento, cualquier delito o falta grave, puede salir gratis, como se puede probar que realmente estan arrepentidos, es muy facil decirlo y mas cuando las ventajas son enormes, cambiar la ley ya
Fecha: Viernes, 6 de octubre de 2017 a las 10:09
avulense
es un paseo para ello, dos personas que siendo menores tienen un largo historial policial, que al cumplir 18 se les quedo limpio.
arriba la ley del menor

Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
----