Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos de Miguel
Domingo, 3 de septiembre de 2017
Mala cosecha por las heladas y el pedrisco

Burgohondo busca el reconocimiento de su melocotón

Guardar en Mis Noticias.

Burgohondo quiere potenciar su melocotón con el relevo generacional de los productores de la mano de la asociación de productores. Este año la cosecha ha sido escasa.

[Img #75564]

 

La tercera Feria Provincial del Melocotón  de Burgohondo sacó a la calle a la docena de productores, que han visto este año una reducción del 40 por ciento por culpa de las heladas tardías de abril, que “arrasaron la cosecha”, a lo que se unió el pedrisco de finales de agosto, según Carlos Canelo, presidente de Apromebur (Asociación para la Promoción del Melocotón de Burgohondo), creada hace tres años.

 

La asociación ha creado una marca de calidad para el melocotón de Burgohondo que ha sido inscrita en el registro de la Oficina Española de Patentes y Marcas como marca nacional colectiva, con la que quieren “proteger los valores de la cultura, la gastronomía y las tradiciones” de la localidad que giran en torno a esta fruta. Ahora esperan que el Itacyl apruebe el uso de la marca, y desean incorporarse a Tierra de Sabor y Ávila Auténtica como “única fruta cualificada de Castilla y León”.


La producción de este año se estima en 300.000 kilos, en manos de productores de edad avanzada, cuando hace unas décadas llegó a 1,5 millones de kilos y “llegaban camiones que compraban la fruta para elaborar zumos”.


Por eso quieren lograr “el relevo generacional” para potenciar el producto. Defender el melocotonar, la recuperación de la producción del melocotón y su promoción en el mercado como “producto de calidad, autóctono, de Burgohondo y su entorno” es el objetivo de una forma de cultivo que “se ha transmitido durante siglos, de generación en generación”.


Economía familiar

Según Canelo, el melocotón cuenta con “un importante componente social reflejado en la economía familiar”, porque “ha evitado hambre y necesidades en los siglos XIX y XX, ha alimentado a personas y nutrido a animales domésticos y ha representado un estilo de vida duro y sacrificado de gentes aferradas a su tierra”, además de ser “la expresión de un sistema sostenible, arraigado en la tradición histórica de Burgohondo”.


Y es que “la identificación del territorio de Burgohondo se demuestra históricamente mediante documentos centenarios que acreditan transacciones y tributos en el comercio, tradiciones, fiestas y celebraciones, en torno al melocotón”.


La feria celebrada el sábado, que fue pregonada por el periodista Fernando Martín Blázquez, tuvo un componente solidario porque con el casi millar de rosquillas solidarias hechas por vecinas de Burgohondo recaudó donativos para Pronisa, al igual que la subasta de los 14 platos a concurso elaborados con la fruta.


El juego del melocotón para niños, la venta de productos de la huerta  y miel se unieron al análisis de los azúcares de la fruto. Un ingeniero agrícola certificó con un refractómetro el promedio de azúcares (fructosa) superior al 15% (15,2 grados Brix), lo que constata una calidad excelente de la cosecha, dado que se considera un buen melocotón a partir de 15 grados Brix de azúcar.

 

[Img #75565][Img #75566]

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
----