Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Alfredo Rodríguez
Sábado, 1 de abril de 2017

Podemos, la filial morada del PP

Guardar en Mis Noticias.

Decir, como dice Pablo Iglesias, que es una vergüenza que nos gobierne el PP, no es cabalgar una contradicción más, es, como poco, una ofensa a la inteligencia porque ha sido él, precisamente él, el único español que ha tenido en sus manos la posibilidad de desalojar a Rajoy de la Moncloa. Hubiera bastado con una abstención de Podemos en la segunda sesión de investidura de Pedro Sánchez para evitarnos tamaña vergüenza. ¿Por qué no lo evitó?

Iñigo Errejón, el arquitecto de la táctica populista y transversal que tan buenos resultados electorales ha dado a los morados, no solo está en lo cierto sino que sus tesis: ser transversales, no dar miedo y ser útiles desde las instituciones, es la única estrategia viable para acabar llegando al gobierno. ¿Por qué entonces Iglesias purga a Errejón y escoge la vía de la radicalidad, en vez de la posibilista?

 

La respuesta a estas preguntas es que Pablo Iglesias, un revolucionario de manual y devoto del marxismo-leninismo, no puede dar el poder a nadie que no sea a él mismo, excepto  al PP, identificado como el enemigo del pueblo que todo revolucionario necesita como antagonista. Él no vino a la política para mejorar la vida de los españoles desde las instituciones, no vino para aliarse con aquél al que odia, al que quiere eliminar y su objetivo es conseguirlo (el PSOE). No quiere más estado, quiere otro estado. Saltó al ruedo político con el   objetivo  de acabar con la izquierda de este país (palabras de Llamazares que suscribo) y, si se dieran las circunstancias necesarias, derribar un régimen democrático plural y representativo que aborrece.

 

Aceptó, en una primera fase, la táctica populista y transversal diseñada por Errejón, porque estábamos en el momento populista soñado por cualquier líder de masas, pero como ocurre con todos los momentos populistas… éstos son ahora o nunca. Perdió, y Errejón, que cada vez tenía más adeptos dentro de la organización y más protagonismo mediático, quedó sentenciado. En Vistalegre II se zanjó la bicefalia e Iglesias se hizo con todo el poder. Ahora se inicia una nueva fase de asalto a los cielos donde la radicalidad será la norma de conducta fuera y dentro de las instituciones. Una vieja táctica trotskista, conocida en el argot político-revolucionario como entrismo, que consiste, una vez infiltrados (legitimados) en las  instituciones, en intentar reventar el sistema desde dentro apoyando todo tipo de movilizaciones y actos que desacrediten y desprestigien a las instituciones democráticas.

 

Pero la historia ha demostrado –y la transición da fe de ello- que los “entristas” suelen ser burgueses progres, o aspirantes a serlo, de gustos refinados y poco apego al trabajo que, una vez legitimados, acaban quedándose dentro del sistema, cultivando hábilmente, eso sí, la sensibilidad social y el cuento progresista. Todo se reduce a echar a los otros (IU y PSOE) para ponerse ellos y... a vivir de los cuentos y de las cuentas públicas. Nada nuevo porque en Podemos son como los demás, como usted y como yo: humanos,  y, como decía B. Rusell, la humanidad tiene doble moral: una que predica y no  practica, y  otra que practica y no predica.

 

Pablo Iglesias no permitirá jamás otro gobierno que no sea el del PP, salvo que al frente del mismo haya un tonto útil que sirva a sus intereses. Y es por esto por lo que algunos ya hablan de que el PP tiene dos filiales registradas: la naranja de Ciudadanos, que les sirve de comodín, y la morada de Podemos, una garantía para Rajoy. Yo, a tanto no llego, pero, como dijo un clásico: cuando hay un hecho que contradice la teoría, debemos aceptar el hecho y abandonar la teoría. Y el hecho es que el PP gobierna porque no lo evitó Podemos.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
6 Comentarios
Fecha: Jueves, 20 de abril de 2017 a las 16:55
Ignacio Glez
Como se te ha ido la cabeza! se nota que formas parte de la trama.
Fecha: Viernes, 7 de abril de 2017 a las 20:34
Uno
muy señor mio otros discremamos de sus creencias:
1.Podemos no voto a Sanchez porque fue rechazado por las bases ¿acaso lo desconoce?.
2.Como les resulta atacar a las cabezas visibles y no a las bases caricaturizando a Podemos?
3.En Podemos no hay dedazo,cuaderno azul o gestora hay votos de inscritos que dan mas poder o lo reducen.
4.Devotos son los que se flagelan votando a corruptos (sentencias de los tribunales de justicia españoles).
5.El PSOE hasta la fecha ha sido parte del régimen,revise la representatividad que se da a las provincias con la ley D´hont.
6 Desacreditar las instituciones es no respetar la separación de poderes,utilizar al estado para combatir a la oposicion..etc
Fecha: Martes, 4 de abril de 2017 a las 19:26
que vienen a por nosotros
pfff no les deis coba por dios, dejadle, a ver si encuentra la luz en la cueva
Fecha: Martes, 4 de abril de 2017 a las 14:50
Que efimero todo
De nuevo tus artículos tienen una vigencia de muy pocas horas Alfredo. Hoy el número 2 del PSOE en el Congreso de los Di **** dos a afirmado en una conversación "nuestro adversario es el PP y nuestro enemigo es Podemos". Está todo claro y tu análisis de nuevo fuera de lugar.
Fecha: Lunes, 3 de abril de 2017 a las 18:03
C. Gutiérrez
Alfredo repasa los acontecimientos que ocurrieron en aquellos días aciagos en la sede de Ferraz, a poco que pienses te darás cuenta de que esa teoría tuya es imposible, pero no por culpa de Podemos sino porque los poderes económicos del país vía Felipe González y Susana Díaz prefirieron reventar el PSOE por dentro a que un PSOE pudiera llegar a un pacto progresista con Podemos. Eso no lo admitían salvo que cargaran con el "submarino" de Ciudadanos que sería el encargado de dinamitar desde dentro los postulados de Podemos y que así al pueblo se le acabarán las opciones de pensar en un verdadero cambio político.
Fecha: Lunes, 3 de abril de 2017 a las 17:51
Ni idea Alfredo
El PSOE puso como condición a Podemos que Ciudadanos estuviera en el gobierno, es decir que todo siguiera bien atado por los poderes económicos a través de la marca blanca del PP: ósea Ciudadanos. Lógicamente Podemos no cayó en la trampa orquestada por el IBEX 35 y por PPSOE Y C's. Eso es todo no como lo cuenta usted Sr. Alfredo. El pueblo no iba a salir ganando mientras fuera un gobierno controlado por la misma trama. Era lo que buscaban, que Podemos accediera y así quedaba desactivado pero les salió mal. Usted se sigue creyendo la versión ofrecida por la prensa del IBEX, tiene muy malas fuentes señor Alfredo y sus conclusiones son las mismas que ha difundido el grupo Prisa, Marhuenda etc. Un cambio a medias tintas no sirve a la gente.

Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
----