Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos de Miguel
Viernes, 17 de marzo de 2017
La mayoría por negligencias en quemas

61 incendios este año con 10 acusados de provocarlos

Guardar en Mis Noticias.

En lo que llevamos de año se han producido 61 incendios en la provincia de Ávila: la Guardia Civil instruye diligencias con diez personas como investigados o detenidos por supuestos delitos de incendios.

[Img #68602]Tras las investigaciones policiales para esclarecer los hechos, se ha descubierto que la mayor parte de los incendios son los provocados por negligencia, ocasionados al abandonar la quema antes de estar completamente apagada, además de por carecer de medios de extinción. De los hechos claramente intencionados, su origen viene motivado para generar pasto.


Especial incidencia han tenido los fuegos en las comarca de El Barco de Ávila y la zona de Candeleda. Entre ambas zonas ha habido 19 conatos de incendio, 18 son agrícolas, 21 forestales y un producido por un vertedero.


Además, se han formulado 49 denuncias por faltas administrativas, de las cuales 12 han sido por carecer de autorización y 37 por incumplimiento de estas autorizaciones.


Son los datos de la Guardia Civil contra los incendios forestales que, vista la gravedad de los hechos, puso en marcha el operativo especial Pifane (Prevención de Incendios Forestales Agrícolas y No Estructurales) durante los meses de febrero y marzo, intensificado en los últimos días, entre el 9 y el 16.


En él han participado efectivos de Seguridad Ciudadana, Servicio de Protección a la Naturaleza, Servicio Aéreo con base en Torrejón de Ardoz (Madrid) y la colaboración de los medios de extinción de incendios municipales y de la Junta de Castilla y León.


La Guardia Civil ha destacado que el aumento de incendios ocasiona graves riesgos para las personas y el medio ambiente, lo que "genera gran alarma social por producirse próximos a núcleos de población y zonas de interés ambiental", y que la rápida actuación de los agentes y de los medios de la Junta han evitado hasta la fecha daños mayores.


De los 61 incendios se han esclarecido las causas de todos y se ha descubierto a los responsables de 12 de ellos.


El operativo de la Guardia Civil sigue abierto para evitar nuevos incendios, hacer cumplir las normas establecidas y "calmar la alarma social generada".

 

 

 

 


Consejos y recomendaciones
1. La quema se realizará en pequeños montones de volumen menor de 1 estéreo (diámetro de 1,5m y altura de menos de un metro).
2. Cada equipo no podrá realizar la quema de más de 2 montones simultáneamente.
3 La quema se realizará en montones suficientemente separados unos de otros y de cualquier otro tipo de combustible para que no exista continuidad horizontal ni vertical del combustible.
4. Alrededor de cada montón que se vaya a quemar se realizará una faja de seguridad limpia de cualquier tipo de vegetación, de al menos u radio de 2 metros alrededor del montón.

5. Durante la ejecución de la quema deben permanecer al menos un equipo de dos personas responsables de la ejecución de la quema, dotados de la herramienta de extinción necesaria para sofocar cualquier conato de incendio o para detener inmediatamente la quema si se producen durante la ejecución variaciones significativas de las condiciones meteorológicas (especialmente cambios en la fuerza y dirección del viento) o cualquier y otra circunstancia que así lo aconseje.
6. Se recomienda realizar la quema en días laborables.
7. No se iniciará la quema antes de salir el sol y se terminará cuando falten al menos dos horas para la puesta del sol.
8. No se podrá quemar en días de fuerte viento o muy baja humedad.


9. No se podrá iniciar la quema o, en su caso se suspenderá, si el humo, pavesas etc. afectan a viviendas, naves u otro tipo de instalaciones colindantes, ni cuando ocasione falta de visibilidad en carreteras.
10. El personal y la maquinaria que realice la quema deberá permanecer vigilando la zona quemada y no deberá abandonarla hasta que la quema esté terminada, el fuego esté completamente apagado y hayan pasado dos horas como mínimo sin que se hayan observado llamas o brasas.
11. Cualquier daño o perjuicio que se produzca como consecuencia de la quema será responsabilidad del solicitante.
12. El propio día en que se tenga intención de realizar la quema, y antes de iniciarla, el responsable de su ejecución se pondrá en contacto con los Agentes Medioambientales de la Comarca que, tras comprobar las condiciones de humedad, temperatura y viento, darán el visto bueno  al inicio, lo aplazarán o suspenderán la quema.


13. En cualquier caso, y en todo momento, aun cuando la quema se haya iniciado, el Servicio Territorial de Medio Ambiente, a través de los Agentes Forestales y Medioambientales presentes, si aprecian razones que desaconsejen o hagan peligros su ejecución, podrá suspender o aplazar la quema hasta que desaparezcan aquéllas.
14. La época de quema estará siempre comprendida entre el 16 de octubre y el 31 de mayo.
15. Si en el transcurso de 48 horas desde la fecha de registro no recibe llamada o escrito, puede efectuar la quema respetando las condiciones anteriores.
En caso de visualizar algún incendio, sea de la índole que sea es obligatorio comunicarlo a la Guardia Civil a través del teléfono 062 o al Servicio de Emergencias 112.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
----