Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos de Miguel
Domingo, 12 de febrero de 2017
Encuentro de familiares de los emigrantes de hace un siglo

Revuelven cajones en busca de recuerdos de antepasados de Hawai

Guardar en Mis Noticias.

Familiares de quienes emigraron hace un siglo a Hawai han revuelto entre sus recuerdos para dar testimonio sobre sus antepasados.

[Img #67037]Ante la presencia del profesor neoyorquino James Fernández, dedicado a investigar sobre este fenómeno migratorio, han removido cajones en busca de fotografías y cartas. Así, han recordado cómo recibían periódicamente sacos de ropa desde las islas del Océano Pacífico.


Benito Montero Caamaño, sobrino nieto de cuatro emigrados, ha contado cómo cuando llegaban los sacos de ropa, su abuelo Indalecio, que permaneció en La Adrada, hacía cinco montones con la ropa para sortearlos entre toda la familia. También ha recordado cuando recibían de vez en cuando algún dólar que cambiaban por pesetas.


Otro testimonio ha llegado de otra familiar, que ha recordado que recibieron un gigantesco baúl lleno de ropa, que todavía conserva, y un recuerdo vivo de los chicles de los primos de América que le daban sus padres.


El catedrático de la Universidad de Nueva York ha reunido en La Adrada a un grupo de familiares de las cientos de personas que desde la comarca del Tiétar emigraron a Hawai entre 1911 y 1913. Entre ellos, algunos han mantenido hasta hoy el contacto con los descendientes de los emigrados, mientras que otros fueron lo perdiendo con el paso de los años.


Reencuentro

La visita del investigador, como ha ocurrido con sus investigaciones en Hawai, Florida y California, ha reavivado el interés de las familias, que en muchas ocasiones sirve como reencuentro. Otra familiar de la Adrada, ha contado que a raíz de la investigación del profesor neoyorquino, ha contactado con una descendiente.


En la reunión celebrada el domingo, Fernández ha relatado detalles que ha conocido a lo largo de su investigación, cómo el fenómeno de la emigración española a Estados Unidos, adonde acudieron decenas de miles de trabajadores procedentes de diversos puntos de España, y que viajaban a unos u otros estados dependiendo de sus conocimientos de origen, ya fueran pastores, canteros, expertos en corte de caña de azúcar o en plantaciones de tabaco.

 

[Img #67038]El profesor ha subrayado la "dureza" de los viajes, que partían desde Málaga o Gibraltar, en una travesía que podía durar 55 días.


Niños y motines

En algunos casos, "a las dificultades de la navegación había que sumar las epidemias", en unos trayectos en los que murieron muchos niños y en los que también se producían nacimientos a bordo, "e incluso llegaron a producirse motines por las malas condiciones del viaje".


Fernández ha cifrado en 250 personas las que viajaron a Hawai desde Ávila, de un total de 8.000 españoles, pero no puede explicar "por qué se concentraron en el Valle del Tiétar y no desde otras zonas de la provincia".


Para mantener el contacto con las familias, el profesor ha repartido unas fichas para recoger los datos. Y ha prometido regresar al sur de Ávila "cuando haya intercambiado con las familias de Estados Unidos la información recopilada aquí". A los familiares les ha facilitado una dirección de correo electrónico para mantener el contacto ([email protected]).

 

[Img #67040][Img #67039]

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress
----