Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos de Miguel
Domingo, 26 de octubre de 2014
En 2008 se anunció un proyecto para un complejo de ocio

El Tiro de Pichón o el destino de una piscina con olas

Guardar en Mis Noticias.

Hace seis años se presentó un ambicioso proyecto de complejo de ocio en el Tiro de Pichón que incluía una piscina con olas. No sólo quedó en el olvido, sino que la zona siguió abandonada hasta que ahora se decide demoler las ruinas de lo que fueron unas populares piscinas.

[Img #27427]

 

La última actividad en las instalaciones de Piscinas Ávila data de los años 90. Luego el recinto se fue deteriorando a la vez que quedó inserto en la urbanización de la ciudad con vecinos en su entorno.


A finales de 2008, el alcalde, Miguel Ángel García Nieto, sorprendió con un "gran centro de ocio familiar" que quería "recuperar el espíritu que siempre tuvo ese espacio de la ciudad", y cuyo terrenos había logrado el Consistorio al afrontar los planes urbanísticos de la zona.


El complejo lúdico-deportivo incluía un parque acuático, otro multiaventura, una pista de hielo artificial, solarium, cuatro pistas de pádel y dos de tenis, spa, gimnasio, restaurante y un centenar de aparcamientos.

 

En año y medio
Y todo eso no costaría nada al contribuyente, pero contaba con un presupuesto de 8,1 millones de euros que sería adjudicado a una empresa del Grupo Banco Santander y que, según aseguró, estaría terminado en año y medio, en 2010. Con un período de amortización de 35 años, hasta 2043, se obligaba a la adjudicataria que cuando terminase ese período dejase la instalación repuesta.


Por supuesto que se habló de empleo, se preveían crear 15 puestos de trabajo, entre socorristas, monitores y personal de mantenimiento.


El proyecto para el Tiro de Pichón preveía levantar, sobre una superficie de 21.000 metros cuadrados, un edificio principal de tres plantas, con un aparcamiento subterráneo con 51 plazas en el subsuelo, donde estarían la maquinaria de tratamiento del agua, los vasos de las piscinas y los servicios de mantenimiento.

 

Piscina de olas
El acceso principal del edificio iba a estar en la planta baja, que acogería también "una piscina lúdica de olas, con chorros de agua y toboganes", una pista cubierta de hielo artificial, salas de belleza, un spa y la zona social, con cafetería, restaurante y sala de lectura.


Y en la planta superior se pensaba situar un gimnasio con vistas, gracias a unas cristaleras, las piscinas. La superficie construida sería de 6.500 metros cuadrados.


En el exterior, un aparcamiento para otro medio centenar de vehículos, cuatro pistas de pádel y dos cubiertas; zona de juegos infantil y un parque multiaventura en la zona de pinar.


Precios

El complejo podrían utilizarlo cerca de 4.000 personas, según explicó el alcalde, e incluso anunció -lo que da a entender lo estudiado que estaba- el precio de las entradas: 2,55 euros. A pesar que iba a estar en manos de una empresa privada serían "asequibles, casi sociales" en un centro que estaba "pensado especialmente para las familias": 2,55 euros.


Los mayores de 65 años y los estudiantes pagarían 1,60 euros y los menores de 18 años, un euro; con bonos familiares de 28,60 euros para 15 días y de 54 para un mes, ya que se había calculado que el 59 por ciento sería público famniliar. "En cuanto que entren por la puerta todos los miembros de la familia, que puedan hacer algo o disfrutar de alguna de las instalaciones", resumió sobre la filosofía del proyecto.


A pesar de todos esos detalles porque había una empresa interesada, no concurrió ninguna y no hubo adjudicación.

 

Ruinas
En aquel momento, el antiguo Tiro de Pichón ya se encontraba en ruinas, una situación que ha ido a peor y donde en verano incluso se cobijan personas, en un recinto de muros caídos, antiguas piscinas, basuras, una pista de karts, un kiosko, un foso de tiro tapado, y edificios derruidos con inscripciones como 'caballeros', 'señoras', 'restaurante', 'depuradora' y 'botiquín' que recuerdan a aquel lugar de ocio que fue hace décadas, entre los años 60 y 90.


Ahora, seis años después de presentar los planos del ambicioso proyecto, el Consistorio ha decidido terminar con la incuria y echar abajo todo los restos.

 

[Img #27428][Img #27429]

 

 

 

 


Ver mapa más grande

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Fecha: Martes, 28 de octubre de 2014 a las 07:33
carmen
es una pena que un tiro de pichon que marco la vida de los abulenses durante muchos años se tirara de esa manera para anar dinero unos cuantos una pena la verdad.-ahora no tiren mas dinero en hacer que????no hagan nada porque avila esta perdida en todo y es culpa del sr. alcalde que no ha tomado buenas medidas quedese quitecito y no haga mas malos rollos.
Fecha: Lunes, 27 de octubre de 2014 a las 17:25
JoséLuis
Estudien la utilización racional de ese espacio. No se lo dejen perder
Fecha: Lunes, 27 de octubre de 2014 a las 16:00
Lola
Se olvida decir que el proyecto de marras fue encargado a una empresa que cobró una pasta por redactarlo
Fecha: Lunes, 27 de octubre de 2014 a las 11:57
Javier
No se dé que no extrañamos, este equipo de gobierno ha estado vendiendo humo todas sus legislaturas……. Ikea, Decathlon, esto ………
Hasta el año 2008 han estado viviendo de lo generado por las licencias de obra, ahora ………..
Se acercan la municipales ……..

Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress