Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Alberto Moreno Vicente
Sábado, 19 de noviembre de 2016

¿Miedo a los rayos X?

Guardar en Mis Noticias.

Raro es el día que no nos encontramos ante la situación de miedo por parte de los pacientes a los rayos X, y son muy frecuentes las preguntas: ¿es mucha la radiación a la que me voy a someter?, ¿me puede poner el protector tiroideo para hacer la mamografía?, ¿puede proteger a mi hijo?. Comencemos explicando de forma sencilla qué es la radiación ionizante (entre ella los rayos X).

[Img #63673]

 

[Img #63674]¿A qué nos estamos sometiendo realizándonos una radiografía? ¿Qué son los rayos X?

Los rayos X forman parte de la Radiación Electromagnética, son dos ondas que se propagan en el vacío, una onda eléctrica y otra magnética, las cuales transportan energía (fotones) que, al interaccionar con el cuerpo, parte de esa energía la absorbe el propio ser humano y parte interacciona con el detector/película radiográfica para crear la radiografía.

 

En nuestra vida cotidiana nos enfrentamos a diferentes situaciones en las que estamos sometidos a radiación electromagnética, y en muchas ocasiones sin darnos cuenta, como por ejemplo la radiación visible, la radiación ambiental (minerales, sol), las ondas de radio/televisión, microondas… las cuales son de la misma naturaleza que los rayos X, existiendo diferencia en la longitud de onda y la frecuencia entre ellas.

 

Basándonos en estudios realizados, y sabiendo que estamos sometidos a radiación ambiental (de las mismas características que los rayos X), una persona residente en los Estados Unidos recibe una dosis efectiva de 3mSv/año proveniente de materiales radiactivos naturales y de la radiación cósmica. En este caso, personas residentes en países más altos reciben mayor radiación. En términos sencillos, la exposición a la radiación proveniente de una radiografía de tórax equivale a la exposición a la que estamos expuestos ennuestro entorno natural durante 10 días.

 

¿Son peligrosos los rayos X?

Los rayos X NO son peligrosos si se usan adecuadamente. Para ello el personal del Servicio de Radiodiagnóstico está capacitado para realizar estudios de calidad utilizando la menor cantidad de dosis, no obstante, los beneficios al realizarse una radiografía son mucho mayores al riesgo.


Para la realización de una radiografía se usan dosis bajas, y la probabilidad de riesgos adversos es baja, por lo que no debe de existir miedo a realizarse estudios radiográficos, debidamente justificados y en número
adecuado.

 

Desde que se entra en la sala ¿se recibe radiación?

NO. El paciente es sometido a los rayos X en milisegundos (para una
radiografía de tórax 0.017 segundos), una vez colocado en la proyección adecuada y con las indicaciones oportunas.

 

¿Debo pedir protector tiroideo para la realización de mamografías?

Últimamente son muchas las pacientes que a la hora de realizarse una mamografía piden el protector tiroideo, ya sea porque se ha leído en internet y redes sociales… y la respuesta, tanto personal como de sociedades españolas  de protección radiológica es tajante, no se aconseja ni se cree necesario. Durante la realización de una mamografía, el tiroides no está expuesto al haz primario, además, la técnica utilizada para dicho estudio hace que la dosis de radiación dispersa que recibe el tiroides sea insignificante. Si a esto le añadimos que la posición que la paciente debe tener para la realización de esta prueba aumenta la probabilidad de que el protector interfiera en la imagen, afectando a la calidad de la misma, y que en muchas ocasiones hay que repetirla.

 

¿Protector gonadal enpaciente pediátrico?

Son muchos los pacientes pediátricos que se someten a radiografías (normalmente por patología en caderas) en las cuales se irradia la zona gonadal. Por norma general, siempre y cuando la zona a estudiar no sea la zona pélvica, se usanlos protectores gonadales pediátricos, pero cuando se estudia la pelvis no se deben utilizar, sobre todo en el caso de niñas.

 

Las gónadas en los niños (testículos) son más fáciles de proteger puesto que se encuentran a la vista del profesional, mientras que en las niñas (ovarios) se encuentran en el interior, sumado que la posición no es exacta, existe un riesgo mayor de originar una radiografía con pérdida de información. Recientes estudios han demostrado la ineficacia de esta protección, sobre todo en el caso de las niñas, por lo que no es recomendable la utilización de protectores gonadales, ya que su uso puede dificultar un correcto diagnóstico y no supone una aportación significativa encuanto a la protección radiológica de la paciente.


Como se puede entender en este artículo, existe un miedo innecesario a los rayos X, el cual debe desaparecer para entender que el beneficio es mayor al riesgo (el médico prescriptor lo valora).

 

Cuando estamos tomando el sol en la playa, estamos recibiendo radiación de las mismas características que los rayos X, y no nos preocupa, y en muchas ocasiones mayor a lo que se recibe en un estudio radiográfico.
Hoy en día, tanto el personal del Servicio de Rayos como los aparatos utilizados, así como las técnicas usadas, hacen que los valores de dosis recibidas sean lo más bajo posible, llegando a ser insignificantes para la aparición de efectos adversos.

 


 

Artículo publicado por Revista Ávila en Salud, en colaboración con Avilared y SAMI XXI. Puede acceder y descargar la revista en www.emstore.es

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
Comenta aquí esta noticia
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Avilared • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress